Nuestra Fundación tiene como misión llevar como medicina preventiva a la vida del joven que está en peligro de caer en el grupo de los enfermos: la paz interior, el verdadero sentido del amor y de la libertad, para que despiertos y con el corazón encendido puedan volar más alto cada día sin dejarse esclavizar por las cadenas de los vicios y la mediocridad.

También buscamos incorporar la familia para que el trabajo sea menos difícil y en la verdadera unidad de pensamientos y acciones, sea ella, la auténtica base de la sociedad, el origen de la responsabilidad y la cuna de los valores, principios morales y de una espiritualidad encarnada en la realidad cotidiana.

 

Visión

Concretizar los medios necesarios para el logro de la misión: retiros, charlas, encuentros, actividades deportivas y culturales, que permitan una formación integral del joven.

Contamos con una casa de formación en Las Cumbres de Canoabo, estado Carabobo, llamada San Michele Arcangelo, donde ofrecemos a jóvenes, niños y a toda la comunidad cercana un programa personalizado de formación y de vida en fraternidad que les permitan desarrollar su capacidad y descubrir más plenamente el sentido y la orientación de sus vidas.